Los sistemas de riego son un conjunto de componentes diseñados para aplicar agua a una superficie cultivada. Dependiendo el tipo de plantas, el sistema de riego será por goteo, superficial, por aspersión.

En general, estos sistemas tienen grandes ventajas para el cultivo de plantas, debido a que suministran el agua necesaria para su desarrollo, correcto. Los sistemas de riego tienen varias estructuras para impulsar el agua, y pueden ser de dos tipos: riego superficial (utiliza mucha agua) y riego por aspersión (cuenta con un mecanismo para lanzar el agua como si fuera lluvia.

Como cualquier otro proyecto agrícola, los sistemas de riego deben ser planeados con previos estudios del campo y de las plantas a cultivarse. Existe una gran variedad de instrumentos de control para este tipo de sistemas, como: higrómetros, detectores de lluvia, programadores, etc. Lo esencial para un sistema de riego, es conocer los requisitos previos antes de su instalación. En la industria agrícola esto determina la cantidad y calidad de la producción.

Hay tres etapas de sistemas de riego:

Primario. Son las válvulas, llaves de estaciones y bocas de riego

Secundario. Aquí se encuentran los mecanismos que permiten distribuir el agua, como aspersores, goteros, válvulas y difusores.

Distribuidores de agua: Son los elementos que distribuyen el agua en el sistema de riego.