El suelo que conocemos de manera natural está compuesto de sustratos con elementos minerales, orgánicos y biológicos. En realidad, la tierra vegetal uno de los elementos más frágiles del medio natural, debido a su gran variedad de componentes orgánicos, sobre los cuales se asientan los ecosistemas. Aquí podemos encontrar algunas semillas de la vegetación local, lo que hace una regeneración eventual.

Si bien, la tierra vegetal puede ser manipulada para su uso en jardinería y siembra, el sustrato puede ser mejorado con una mezcla de composta vegetal, arena y tierra natural. Esto lo hace excelente para casi cualquier tipo de cultivo.

El llamado compuesto vegetal es un material que aporta la humedad a la tierra, lo cual es necesario para el crecimiento de las plantas. A su vez, facilita la retención de los nutrientes del suelo. La arena le da textura y consistencia al sustrato, y mantiene firmes a las plantas. Los compuestos de la tierra vegetal incluyen una parte de tierra natural, la cual es esencial para la retención del agua.

Si quieres conocer más acerca de este tema, envíanos un correo electrónico: laceibaespaciosverdes@gmail.com